Viejas

Reivindico el término “vejez”
que asusta a compañeras de viaje
y llenan de eufemismos el mensaje
manifestando enorme candidez.

Haber llegado a viejas es, tal vez,
desnudas ya de mundano embalaje,
finalizar nuestro peregrinaje
pletóricas en nuestra madurez.

Sentirnos sabias, arrugadas, bellas,
bebiendo el mundo llenas de avidez,
sabiendo que sorbemos las estrellas

aprisionando en nuestra flacidez
penas, dolores, risas y epopeyas
en esta renovada doncellez.

Kepe Zuri

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *