KALEN

 

16-10-2016

Dos ojos como estrellas

tiene mi niño

que buscan asombrados

tanto cariño

como le damos todos.

 

Todavía no puede

vernos la cara

pero siente de cerca

gente muy rara

que todo le concede.

 

El mi pobre no sabe

que es un regalo

que nos hace la vida

a sus padres, abuelos

y hasta a su tía.

Este angelito chico,

rayo de luna,

nos alegra la casa

desde su cuna

cantando su zorziko

 

Ha llegado a este mundo

en horas bajas

para que tenga empuje

y mucha marcha

con talento fecundo.

 

Y, cuando, ya viejito,

cumpla su curso

la Humanidad entera

eche un discurso

y recuerden a Kalen

marcando un hito

 

 

 

LOS OJOS DE MI NIÑO

 

Ojos limpios de mi niño

que atraviesan las murallas

queriendo ver lo que aquellas

ocultan a su ojeada.

 

Ojos que buscan la vida

con ansia, para gozarla,

y beberse hasta la luna

en una taza de plata

 

Ojos puros, que preguntan

con su mirada asombrada

si la vida se merece

la negrura o la esperanza.

 

Ojos libres de pasado,

sin gabelas y sin cargas,

con un futuro infinito

abierto a la confianza.

 

Ojos curiosos al mundo

que solo da pan y agua,

y esperan que tú le ofrezcas

azúcar en tu cuchara.

 

Ojos que no te examinan,

ni te exigen ni reclaman,

sino que solo te piden

tu sonrisa y tu palabra.

 

Esos ojos son espejos

que te devuelven el alma

depurada, en sus pupilas,

si las miras a la cara,

 

y se llevan tus pesares,

y te recogen tus lágrimas,

y te llenan de energía

para reponer la calma.

 

Ojos claros de mi niño,

son estrellas en su cara

que iluminan el futuro

como un faro en la atalaya.

 

25-2-2018

 

 

 

 

 

 

EKAI

Cuando el yingo biloba abre

los abanicos de sus hojas,

los tilos cubren con su celaje verde

el cielo de las avenidas

como un palio inmenso que trasluce el cielo,

las palomas zurean en el balcón

y brotan los geranios exultantes,

llenando de color la Primavera naciente

nos has llegado tú, Ekai,

lleno de vida y de promesa,

con los ojos abiertos;

esperando descubrir

las maravillas del mundo,

el trino de los pájaros,

el dolor, el trabajo,

el esfuerzo, la ilusión,

el amor y la gloria.

Recuerda, cuando te vayas,

en el siglo XXII,

que toda la familia

y el Mundo entero

te estaba esperando

para que lo mejoraras.

Tu tía abuela

Petra-Jesús

23-3-2019