NOCHE DE SAN JUAN 2020







En esta noche única,
del año dos mil veinte
que nos trajo la peste y el dolor
 yo quisiera ser bruja,
bailar junto a una hoguera
en  rojizo aquelarre
conjurando al futuro
y al pasado, a la vez
ensamblados al fuego
en un instante mágico;
Requerir a los dioses,
con los brazos en alto
mirando a las estrellas,
que conviertan
en volátiles  cenizas  pasajeras
las angustias  y miedos
la muerte y desamparo
del ayer que  se quema.
Y nos dejen tan solo
tantas chispas  brillantes
de solidaridad
incubadas en esa cuarentena,
mutando para siempre
un risueño mañana
surgido  del rescoldo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *