EL AMOR CIEGO

 

DRAMATIZACIÓN basada en un cuento de Mario Benedetti

(Esta obrita fue representada en el año 2010 en el festival de CÁRITAS , de Otxarkoaga, Bilbao, por un grupo de personas mayores, todas con muchos problemas, y se utilizó como terapia, procurando que cada actor aportara datos acerca de su personaje, tras debatir las características de cada uno. Realmente, el texto no me pertenece porque es el resultado de un trabajo colectivo).

PERSONAJES

El Aburrimiento *

La Locura*

La Intriga*

La Curiosidad*

El Entusiasmo*

La Euforia*

La Alegría*

La Duda*

La Apatía*

La Verdad*

La Soberbia*

El Triunfo*

La Cobardía*

La Pereza*

La Fe*

La Envidia*

La Generosidad

La Belleza*

La Voluptuosidad*

La Libertad*

El Egoísmo*

La Mentira*

La Pasión*

El Deseo*

El Amor*

El Talento*

La Angustia*

El     Olvido*

 

 

NARRADOR.-Cuentan que una vez se reunieron en algún lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades de los seres humanos.

(Comienza la música mientras van entrando en escena todos los sentimientos posibles. Van paseando por grupos: El Aburrimiento del brazo de La Pereza y La Apatía ;La Curiosidad con El Entusiasmo y El Talento; La Intriga con El Egoísmo y La Mentira; La Cobardía con La Duda y La Angustia; La Pasión, El Deseo y la Voluptuosidad acompañan al Amor; La Alegría, La Fe, La Verdad La Belleza y La Generosidad forman otro grupo; La Soberbia y El Triunfo llevan detrás a la Envidia. La Libertad va a su aire lo mismo que La Locura. El Olvido llega tarde a la reunión).

(Los sentimientos llevan vestidos con alusiones a su nombre. El color del vestuario también será el oportuno. Pueden llevar máscaras y tocados).

(Todos los diálogos son ilustrativos. Los pueden alterar los actores de acuerdo con la personalidad de su personaje)

(Los diálogos anodinos pueden ser dichos por personajes diferentes, según el número de actores).

ALEGRÍA.- ¡Qué bien! ¡Estamos todos juntos!

ABURRIMIENTO.- ¡Qué rollo!

CURIOSIDAD.- ¿Quién nos ha convocado?

INTRIGA.- ¿Quién habrá sido?

 APATÍA.- ¿Y qué más da?

PEREZA.- …con lo bien que estaba yo en mi camita, a la sombra…

ENTUSIASMO.- ¡Seguro que es para alguna cosa divertida!

ABURRIMIENTO.- (Bostezando)…Pues vaya…

                           .-¿Por qué hemos venido aquí?

LIBERTAD.- Porque hemos querido, supongo.

GENEROSIDAD.- ¿Estamos todos?

         (Entra La Locura haciendo honor a su nombre, vestida con extravagancia y con mucha mímica)

LOCURA.- ¡Chan, chan, chan, chan…! ¡Ya estoy aquí!

TODOS.- ¿Tú?

.- ¡ Pues vaya!

.-Yo creía que esta era una reunión con fundamento.

.- De La Locura no puede salir nada bueno.

.- ¿Cómo que no?. ..Es muy divertida.

.- ¿Qué esperas de nosotros?

LOCURA.- Os propongo un juego nuevo

.- ¿Un juego?

.- ¡Bah!… ¡Oh!… ¡Vaya!… etc.

CURIOSIDAD,. ¿Y qué juego es ese?

LOCURA.- El juego del escondite.

                    .- Seguro que es un rollo

NARRADOR.- La Intriga levantó la ceja intrigada y la Curiosidad sin poder contenerse le preguntó:

CURIOSIDAD.- ¿Al escondite? ¿Cómo es eso?

LOCURA.- Es un juego en el que yo me tapo la cara y cuento hasta cien, … y cuando yo haya terminado de contar, el primero de vosotros que yo encuentre ocupara mi lugar para continuar el juego.

         .- ¡Qué juego tan divertido!

NARRADOR.- El Entusiasmo bailó entusiasmado secundado por la Euforia. La Alegría dio tantos saltos que terminó convenciendo a la Duda, e incluso a la Apatía, a la que nunca le interesaba hacer nada.

ENTUSIASMO.- ¡Viva! ¡Esto es estupendo! ¿Verdad, Euforia?

EUFORIA.- ¡Bravo! (Se ponen a bailar los dos muy contentos. Música)(Acercándose a La Duda y La Apatía) Vamos… Vosotras también tenéis que bailar.

DUDA.- ¿Tú crees?…No sé, no sé…

APATÍA.- ¿Para qué vamos a bailar?

COBARDÍA.- Mira: yo prefiero no arriesgarme.¿Y si me pasa algo?

ENTUSIASMO .- ¡Anda ya!… ¿Qué te va a pasar?

ALEGRÍA.- Ven, Verdad, queremos que nos acompañes.

NARRADOR.- Pero no todos querían participar. La Verdad prefirió no esconderse…¿Para qué?

VERDAD.- No, Alegría. Que a mí me encuentran enseguida. ¿No ves que siempre voy por delante?

SOBERBIA.- Yo opino que este debe ser un juego muy tonto.

NARRADOR.- En realidad, lo que le molestaba a La Soberbia era que la idea no hubiera salido de ella.

LOCURA.- Bueno: ¿De acuerdo todos?

TODOS.- Sí.

LOCURA.- Empiezo (Se tapa los ojos)…Uno, dos, tres…

NARRADOR.- Uno dos tres… comenzó a contar La Locura…. La primera en esconderse fue La Pereza, como siempre tan perezosa se dejó caer tras la primera piedra del camino. (La Pereza se desparrama sobre algún asiento, con mucho teatro, de espaldas al público).

           La Fe subió al cielo y La Envidia se escondió tras la sombra del Triunfo, que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto.

         (Todos los sentimientos intentan esconderse. Se tiene que hacer patente cómo la Generosidad, cada vez que encuentra un sitio se lo va cediendo a los demás, así como la Envidia se coloca siempre detrás del Triunfo. La Duda se pasa toda la escena cambiando de sitio. Todo esto tiene que suceder mientras lee el narrador)

NARRADOR.- La Generosidad casi no alcanzó a esconderse, cada sitio que hallaba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos… que si un lago cristalino… para la Belleza ….que si una hendida en un árbol… perfecto para la Timidez ….que si el vuelo de una mariposa… lo mejor para la Voluptuosidad ….que si una ráfaga de viento… magnífico para la Libertad.

         Así terminó por acurrucarse en un rayito de sol.

         El Egoísmo, en cambio encontró un sitio muy bueno desde el principio: aireado, cómodo… pero sólo para él.

         La Mentira se escondió en el fondo de los océanos…(mentira: se escondió detrás del arco iris).

           La Pasión y el Deseo en el centro de los volcanes.

          El Olvido… Se me olvidó dónde se escondió el Olvido, pero eso no es lo más importante.

LOCURA.-(Que todo el tiempo ha estado tapándose los ojos y contando) … 97… (Mientras tanto, El Amor, que no había encontrado sitio pese a buscarlo por todas partes, consigue esconderse detrás de un rosal)… 98,…99… ¡y cien! (Abre los ojos)

NARRADOR.-Cien, y La Locura comenzó a buscar…. La primera en encontrar fue La Pereza… a solo tres pasos detrás de unas piedras.

LOCURA.-¡Ah, pillina! ¿Qué te creías?…Ja…ja.

(Sale gritando El Egoísmo)

EGOÍSMO.- ¡Ay!…¡Ay!…¡Ay!… ¡mi culo!… que el sitio estaba lleno de avispas..

TODOS.- Ja…ja…ja…

         .- Por egoísta… Y te creías que nos fastidiaríamos los demás…Ja…Ja…

NARRADOR.- La Locura siguió buscando y escuchó a la Fe discutiendo con Dios sobre Teología y, a la Pasión y El Deseo los sintió vibrar en los volcanes.

         En un descuido encontró a La Envidia y claro, pudo deducir dónde estaba El Triunfo.

LOCURA.-Mira  a quién me encuentro: a La Envidia, siempre detrás de los que ella cree afortunados.¿Ves? Aquí está El Triunfo. No tiene pérdida: pareces su sombra. (Sale fuera de la escena y, si hay actores suficientes puede volver con La belleza, La Duda, El Talento ,etc).

NARRADOR.-De tanto caminar sintió sed y al acercarse al lago descubrió a la Belleza, y con la Duda resultó más fácil todavía, pues la encontró sentada en una cerca sin decidir aún dónde esconderse.

LOCURA.- (A La Duda)  Anda, ven acá. Que no eres capaz de tomar una decisión ni siquiera jugando…

NARRADOR.- Así fue encontrando a todos. Al Talento entre la hierba fresca… A la Angustia en una oscura cueva… A la Mentira, detrás del arco iris, (mentira… en el fondo del mar).

         (Aparece deambulando El Olvido)

Hasta el Olvido… ya se había olvidado que estaba jugando a las escondidas.

Pero… sólo el Amor… no aparecía por ningún sitio.

LOCURA.- (Al Olvido) ¿Y tú quién eres?

OLVIDO.- No sé. Se me ha olvidado… ¿Quién soy yo?

LOCURA.- ¡Ah!… Ya caigo… Tú eres el Olvido…  ¿Sabes dónde está el Amor?… Pero qué cosas te pregunto…Se te habrá olvidado si lo viste.

(Dirigiéndose a los demás Sentimientos)

¿Sabéis dónde se encuentra el Amor?

TODOS.- No… Qué va…

NARRADOR.- Pero… sólo el Amor… no aparecía por ningún sitio.

         La Locura buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyo del planeta, en la cima de las montañas, y cuando estaba por darse por vencida, divisó un rosal y pensó:

LOCURA.- …el Amor siempre tan cursi, seguro se escondió entre las rosas…’

NARRADOR.- Tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas…cuando de pronto un doloroso grito se escuchó…

AMOR.- (Gritando) ¡¡¡Ay!!! …¿Qué haces, loca?

NARRADOR.- Las espinas habían herido los ojos del Amor, la Locura no sabía qué hacer para disculparse. (En esta escena los personajes deben incorporar frases propias, lo mismo que en el resto de la obra. Se puede alargar todo lo que parezca necesario.)

LOCURA.- ¿Quién está ahí?

AMOR.- Soy yo, el Amor… ¡Me has herido!

LOCURA.- ¿Yo? … ¿Cómo no saliste a tiempo?

AMOR.- ¡Me has dejado ciego!… ¡No veo!

LOCURA.- Perdóname… yo no quería…

AMOR.- No veo…

LOCURA.-Perdóname, por favor… yo te ayudaré… te ayudaré toda la vida… siempre.

AMOR.- …Yo seguiré ciego…  Eternamente  ciego …

LOCURA.- Y yo te acompañaré siempre… No podrás existir sin mí.

NARRADOR.- …. La Locura lloró… rogó… pidió perdón y hasta prometió ser su lazarillo.

         Desde entonces, desde que por primera vez se jugó en la Tierra al escondite…

          El Amor es ciego y la Locura siempre le acompaña.

Bilbao, 1/12/2010

CUENTO ORIGINAL EN EL QUE ESTÁ BASADA LA DRAMATIZACIÓN

El Amor y La Locura- Mario Benedetti

Cuentan que una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos de los hombres.

Cuando el ABURRIMIENTO había bostezado por 3ª vez,

la LOCURA, como siempre tan loca, les propuso:

— ¿Jugamos al escondite?

La INTRIGA levantó la ceja intrigada y…

La CURIOSIDAD, sin poder contenerse preguntó:

—¿Al escondite? ¿Y cómo es eso?

— Es un juego — explicó la LOCURA —, un juego en el que yo me tapo la cara y comienzo a contar desde uno hasta un millón mientras ustedes se esconden y cuando yo haya terminado de contar, el primero de ustedes que encuentre, ocupara mi lugar para continuar el juego.

El ENTUSIASMO bailó secundado por la EUFORIA.

La ALEGRÍA dio tantos saltos que terminó por convencer a la DUDA, e incluso a la APATÍA, a la que nunca le interesaba nada.

Pero no todos quisieron participar:

La VERDAD prefirió no esconderse. ¿Para que? si al final siempre la hallaban.

La SOBERBIA opinó que era un juego muy tonto (pero al final, lo que la molestaba era que la idea no fuese de ella) y…

La COBARDÍA prefirió no arriesgarse…

— Uno, dos, tres… — Comenzó a contar la LOCURA.

La primera en esconderse fue la PEREZA, que como siempre se dejo caer tras la primera piedra que encontró en el camino.

La FÉ subió al cielo.

La ENVIDIA se escondió tras la sombras del TRIUNFO, que con su propio esfuerzo consiguió subir a la copa del árbol más alto.

La GENEROSIDAD casi no consiguió esconderse, cada sitio que hallaba le parecía apropiado para alguno de sus amigos:

…que si un lago cristalino, ideal para la BELLEZA;

…que si la sombra de un árbol, perfecta para la TIMIDEZ;

…que si el vuelo de una mariposa, lo mejor para la VOLUPTUOSIDAD;

… que si una ráfaga de viento, magnífica para la LIBERTAD.

Así termino por ocultarse en un rayo de sol.

El EGOÍSMO, en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio, ventilado, cómodo…, pero, eso sí, solo para él.

La MENTIRA se escondió en el fondo de los océanos (bueno es mentira), en realidad se escondió detrás del arco iris, y…

La PASIÓN y el DESEO en el centro de los volcanes.

El OLVIDO…. se me olvido donde se escondió…, pero eso no es importante.

Cuando la LOCURA contaba 999.999,

El AMOR no había encontrado un sitio para esconderse, pues todo se encontraba ocupado; hasta que diviso un rosal enternecido y decidió esconderse entre sus flores.

— Un millón — contó la LOCURA y empezó a buscar.

La primera que encontró fue a la PEREZA solo a tres pasos de una piedra.

Después descubrió a la FE, la escuchó discutir con Dios en el cielo sobre teología.

A la PASIÓN y el DESEO los sintió en el vibrar de los volcanes.

En un descuido encontró a la ENVIDIA, y claro, pudo deducir enseguida donde estaba el TRIUNFO.

El EGOÍSMO no tuvo ni que buscarlo.

El solo salió disparado de su escondite que resultó ser un nido de avispas.

La LOCURA de tanto caminar tuvo sed y al acercarse al lago descubrió a la BELLEZA.

Con la DUDA resultó más fácil todavía, pues la encontró subida sobre una valla sin decidir aún sobre a que lado esconderse.

Así fue encontrando a todos:

El TALENTO entre la hierba fresca,

la ANGUSTIA en una oscura cueva,

la MENTIRA detrás del arco iris… y

hasta el OLVIDO….al que se le había olvidado que estaba jugando al escondite,…

Pero solo el AMOR no aparecía por ningún lado.

La LOCURA busco detrás de cada piedra, de cada árbol, bajo cada arroyo del planeta, y en la cima de las montañas y cuando estaba por darse por vencida divisó un rosal con sus rosas…., tomó un palo y empezó a mover sus ramas, cuando, de pronto, un doloroso grito se escuchó.

Las espinas habían herido los ojos del AMOR;

La LOCURA no sabía que hacer para disculparse, lloró, rogó, imploró, pidió perdón y hasta prometió ser su lazarillo.

Desde entonces; desde aquella primera vez que se jugó al escondite en la tierra:

EL AMOR ES CIEGO Y LA LOCURA SIEMPRE LO ACOMPAÑA.

Mario Benedetti

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

POESÍA