CELESTINA

CELESTINA

 

Una mancebía de medio pelo

dirige Celestina en Salamanca

arrugada y perdida su piel blanca

cubre sus canas con tupido velo.

 

A Melibea le ha hospedado el celo

hacia Calixto en su alma franca

y al mozo proporciona la palanca

de conseguir la niña al primer vuelo.

 

cuando por la vidriera entra el amor

decide traficar de otra manera,

harta de coser virgos sin rubor

 

pasando a ser digna casamentera

y cambia su negocio con pudor

volviéndose de puta en usurera.